Ejes de Sostenibilidad

                              images-stories-DSC 0.433-212x317                                                                images-stories-DSC 0391-209x317        

Personal Administrativo                                     Choferes de la EMMAIT-EP

1. Político: El apoyo y la viabilidad política de las autoridades municipales para la creación de la EMMAI encuentra su mejor expresión en la formulación conjunta de la ordenanza. Así, la acción política recobra su cauce natural al ponerse al servicio de la ciudadanía, con una empresa técnica, eficiente y autónoma, que asume con responsabilidad una de las tareas más complejas de los municipios. La EMMAI tiene mayores posibilidades de enfrentar los cambios de autoridades, que suelen afectar las iniciativas —por muy exitosas que puedan ser— al ser asociadas a un determinado movimiento político. Sobrepasar esta condición favorece su sostenibilidad. Esta voluntad se ve fortalecida con el acompañamiento de la organización de apoyo, en especial cuando se posesionan las nuevas autoridades, para incidir sobre ellas e irlas empoderando paulatinamente. En las reuniones de directorio de la empresa pesan más los criterios técnicos que los intereses partidistas.

En la Empresa Municipal de Aseo Integral de

Bucay, Cumandá y Pallatanga (EMMAI-BCP) participan cantones de distintas provincias, cuyas autoridades pertenecen a movimientos políticos opuestos, sin que haya sido óbice para lograr un entendimiento en torno a su creación.

2. Organizacional: La EMMAI cuenta con una estructura organizacional que le permite ofrecer un proceso adecuado de operación, mantenimiento y administración del sistema. Tiene condiciones para hacer más eficiente su administración, con la aplicación de prácticas de gerencia que le permiten actuar con transparencia, economía y eficacia. Ello, junto con la sensibilización y capacitación a los trabajadores, le posibilita contar con personal comprometido en el desarrollo de su trabajo.

La ordenanza de creación procura garantizar autonomía de la EMMAI con respecto a los cambios de autoridades de los municipios para que la gestión técnica no dependa de ellos. En la ordenanza se incluye una prevención que desvincula la designación del gerente del período de renovación de los alcaldes, para que las nuevas autoridades puedan apreciar la contribución de la

EMMAI en la gestión de residuos sólidos. De esta manera se procura dar una garantía de continuidad y estabilidad al administrador para que no esté ligado a la lógica política. Con este mismo propósito, se busca un profesional de uno de los municipios que haya participado en el proceso de formación y constitución de la empresa para que asuma la gerencia de la EMMAI.

3. Social: Un pilar de la sostenibilidad del sistema de gestión es la ciudadanía (sociedad civil organizada, instituciones locales, usuarios del servicio, medios de comunicación, funcionarios municipales), por ello se fomenta su participación consciente en la gestión de residuos sólidos, mediante campañas de promoción, sensibilización, comunicación y educación. La normativa creada a través de ordenanzas, además, motiva el cambio de actitudes y prácticas para posibilitar su cumplimiento, que a su vez incide en una mejor eficiencia de la empresa. Se promueve, asimismo, la creación de espacios entre la EMMAI y la ciudadanía, para que participe en la implementación y vigilancia de la gestión del servicio.

A través de las campañas sobre el funcionamiento del nuevo sistema, la ciudadanía adquiere una conciencia sobre los problemas ambientales relacionados con la gestión de residuos sólidos y la necesidad de participar en su solución. La comunicación es un tema estratégico para promover su participación. De este modo la ciudadanía se apropia del sistema de gestión y se fortalece su importante papel en la permanencia del sistema.

4. Económico-financiero: El modelo asegura la operación y el mantenimiento del sistema de aseo integral, de acuerdo a la capacidad de recuperación de los gastos con el cobro de las tarifas a los usuarios. Para establecerlas, se estima el costo del sistema de gestión, considerando criterios de equidad, cobros diferenciados y escenarios de reducción gradual de los subsidios. La equidad en el sistema tarifario considera las diferencias sociales, económicas y de uso de los servicios. La tarifa contempla la inversión que debe hacer la EMMAI en los próximos años para renovar la maquinaria y equipos.

Junto a ello se promueve en la ciudadanía una cultura de pago, y se le informa de los procesos y costos del servicio de aseo integral.

Al tener un ámbito geográfico más amplio, la EMMAI logra una economía de escala, pues con un equipo bien dimensionado y una estructura optimizada puede atender a una mayor población, lo que la hace eficiente; un mejor servicio, a su vez, posibilita la fijación de tarifas reales de acuerdo al costo de operación y mantenimiento.

Además, existen mayores posibilidades de capitalización de la EMMAI por parte de los municipios que la conforman y de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

5. Técnico: La construcción e implementación de las estructuras necesarias para la gestión integral de residuos sólidos incluye generación, clasificación domiciliaria, recolección, barrido en las calles, transporte al centro de gestión, separación para el reciclado posterior y disposición final de los materiales no reciclables. Entre otros aspectos, contempla el análisis e implementación de la mejora de rutas de recogida de residuos sólidos y de su frecuencia, para brindar una mayor cobertura; el control de caminos críticos, los horarios de recogida, la selección de cuadrillas, las alternativas de mercado de reciclables, el rodaje del proceso de gestión de residuos sólidos, entre otros.

Esto requiere contar con el personal suficiente, mejorar el desempeño de los trabajadores en el proceso de recolección y barrido, con una adecuada dotación de maquinarias y equipos y un mantenimiento periódico.

El plan director rige las políticas, estrategias, programas y proyectos de la EMMAI, las necesidades de capacitación, la movilización de recursos, el trabajo en asocio con instituciones relacionadas con el sistema de aseo integral, entre otros aspectos.

6. Ambiental: Es una condición necesaria para cualquier intervención relacionada con la gestión de residuos sólidos. La erradicación de botaderos mal gestionados, la disminución de la emisión de gases que favorecen el efecto invernadero, el reciclaje de los residuos sólidos, el aprovechamiento de los recursos, la implementación de las medidas correctoras del relleno sanitario; en suma, la implementación de los procesos que permiten mitigar los impactos negativos al ambiente (control de lixiviados, de gases, de olores, aspectos estéticos, entre otros) aseguran su sostenibilidad ambiental.

Como parte de la puesta en marcha de la EMMAI se realiza una evaluación de impacto ambiental, que se complementa con el plan de gestión ambiental que permite tomar las medidas necesarias para minimizar los impactos en el transcurso del proceso y en su gestión posterior.

Al mismo tiempo, la gestión técnica de los residuos sólidos a cargo de la EMMAI contribuye directamente a la reducción de los impactos preexistentes por el mal manejo de residuos sólidos.

La erradicación de botaderos mal gestionados, la disminución de la emisión de gases que favorecen el efecto invernadero, el reciclaje de los residuos sólidos, el aprovechamiento de los recursos, la implementación de las medidas correctoras del relleno sanitario; en suma, la implementación de los procesos que permiten mitigar los impactos negativos al ambiente (control de lixiviados, de gases, de olores, aspectos estéticos, entre otros) aseguran su sostenibilidad ambiental.

Empresas aliadas

                   LOGO GOBIERNO PELILEO        logo PATATE      logo1      logo3     LOGO APS

Bet atbet365 Bingo and win.